MiEspacioSecreto, comunidad de fantasía y erotismo

11 jun. 2010

El lado oscuro del corazón



Tengo una soledad, tan concurrida tan llena de nostalgias y de rostros de vos, de adioses, hace tiempo y besos bienvenidos, de primeras de cambio y de último vagón.
Tengo una soledad tan concurrida que puedo organizarla como una procesión por colores, tamaños y promesas por época, por tacto y por sabores. Sin un temblor de más, me abrazo a tus ausencias, que asisten y me asisten con mi rostro de vos.
Estoy lleno de sombras de noches y deseos de risas y de alguna maldición mis huéspedes concurren concurren como sueños.
Con sus rencores nuevos, su falta de candor, yo les pongo una escoba tras la puerta porque quiero estar solo con mi rostro de vos, pero el rostro de vos mira a otra parte con sus ojos de amor que ya no aman como víveres que buscan a su hambre, miran y miran y apagan mi jornada. Las paredes se van queda la noche las nostalgias se van no queda nada. Ya mi rostro de vos cierra los ojos y es una soledad tan desolada….¡¡¡


8 comentarios:

  1. No lo dudes. Te buscaré..

    Me encanta descubrir tu blog.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ays! Mi película favorita durante mi adolescencia afligida y enamorada... Llena de poemas y frases preciosas.

    Gracias por recordármelo :)

    ResponderEliminar
  3. Cierto. La tristeza del deseo nostálgico, de la espera. La belleza de lo triste.
    Esa tristeza siempre ha sido muy literaria. Felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu blog, pero no quiero tanta melancoliaaaaaa, quiero que también sonrías!
    Te dejo mis caricias!

    ResponderEliminar
  5. Merci Demonella pour votre visite et votre commentaire très charmant
    Il ne tient qu’à vous de devenir model ;)
    Amitiés Denis

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vuestros comentarios. A veces nos invade un poco la melancolía.

    ResponderEliminar
  7. Si me lo permite, querida (y vecina) Demonella.. voy a aportar las palabras de la película que más me han marcado... con las que me identifico. Y dice así:

    "No me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar".

    Un placer haberte conocido...

    Un besito.

    endy

    ResponderEliminar