MiEspacioSecreto, comunidad de fantasía y erotismo

14 abr. 2011



Al igual que el Conejo Blanco de Lewis Carroll, llego tarde a mi propia vida.
Me enamoré de un tipo, que a su vez se ha enamorado de una chica muy mona, muy limpia y muy sana, con aspecto de hacer unos canelones estupendos el domingo a mediodía. Hasta ahí todo normal. Debería poner cara de decepcionada y volver a mis perversiones. El problema es que yo quiero ser como esa chica.
Tras un tiempo de pasiones encontradas, aventuras, experimentos y pruebas de todo tipo, me cansé. Pero no me miré a tiempo, y llegué tarde a esta oportunidad de compartir vivencias con alguien que primero fue mi amigo, y que había sabido hablarle a mi cabeza, mi corazón y mi sexo.
Normal que se fuera : mientras yo por un lado corría a contarle mi última fiesta, mi última hazaña a dos, o a tres… con látigo o sin él, pensaba que aquello ya no me hacía gracia, si yo lo quería a él, pero… seguía haciéndolo. Había que oírme hablar de la pareja, ese sinónimo de aburrimiento y dejadez en mi vida pasada.
¿Por qué lo hacía? ¿Y por qué se lo contaba? ¿Quería dármelas de dama de los mil sexos? ¿Quería protegerme de los sentimientos que me iban rondando? ¿Me niego a ser normal?
Este es un post sin poesía. Las verdades pequeñas, nítidas sobre nuestros errores no tienen pátinas doradas.
Tampoco es un gran error. Sólo uno más.
Y llego tarde. A cerrar este blog. A suicidar mis perfiles golfxs. Llego tarde.
Corre Conejo.


8 comentarios:

  1. Suena absurdo en momentos asi, pero de los errores tambien se aprende, los golpes de la vida no se van sin dejar su sensacion dentro, y para lo poco que se puede hacer cuando uno se siente mal, expresarlo, escribirlo y desahogarlo, es de lo mejor que se puede hacer.

    Y si se hace como tu hiciste, sin poesia, sin palabras refinadas, tan solo expresando uns entir real, eso te pagara regalias en un futuro, te loa seguro.

    Nunca desees ser nadie mas, tu sola tienes mas que suficiente, y a dar el siguiente paso... sin prisas.


    Ojala te sigamos leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Hace bien poco tuve un arrebato de lucidez sobre eso mismo que cuentas y creo que estoy reaccionando a tiempo. Es parte de un proceso, no te preocupes. Definitivamente, tenemos que hablar.

    Gracias por ser el espejo inesperado en el que de cuando en cuando me dejas mirarme. Eres muchas cosas, entre ellas, reconfortante.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó el post. La dialéctica como método nunca morirá: fuiste de la tesis a la antítesis. Ahora te toca lo más difícil pero más reconfortante: la síntesis. No vuelvas a tu pasado pero tampoco reniegues porque eso sería como suicidarte un poco. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Llegar tarde...Siempre tarde
    Y ves los trenes alejarse mientras se rien de ti...
    Un domingo por la mañana el se despertará y la follará pensando en ti, en lo que tu le contabas y odiará los canelones...Pero los trenes siempre salen demasiado pronto.Para los que no lo han cogido y para los que quisieran bajarse.
    Demasiado pronto,demasiado tarde...
    siempre me pregunto por donde llevan los caminos que no cojí...
    Siempre me pregunto porque hacía lo que hacía, porque hago lo que hago.
    Pero sé que haga lo que haga me preguntaré porqué.
    Joder, como te entiendo...!!!

    ResponderEliminar
  5. Mil gracias por lo que me poneís, ante todo me siento muy querida y apreciada. Me fui unos días y ahora veo que éste era, como dice Syd, un post de desahogo, y como dice Dantón, de manera tan elegante, un post de huida. A veces me quiero escapar de lo que soy o tengo ahora, en vez de sentarme a aprender a manejarlo. Y Molécula, tú no sabes lo que me inspiras tú y he aprendido mirándote, de sitio en sitio.Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Llegar tarde es siempre una asintonia entre el tiempo y el espacio: desincronia con la oportunidad de besar de verdad lo que se puede amar. Pero claro, llegar tarde no es un azar, es un conducta instalada: destructiva.

    El amor heterogeneo no es para cualquiera. Lastima y como animales que somos, la herida nos hace huir. No todos los oidos pueden escuchar todas las verdades. ¿No es asi lo que decia Niesztche?

    mi beso.

    ResponderEliminar
  7. Increible post!!!!!!

    Hay sinceridad por todos lados y eso me gusta...

    Me encntó la imágen visual del "aspecto de hacer unos canelones estupendos el domingo a mediodía"...

    Muy buen post!!!!!


    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Por la soltura del alba
    victoriosa en tu rostro
    y la tibia luz de tu mirada
    esparcida en el día.

    Por tu canto
    llegado a mí como un arrullo
    a mitad del desamparo.
    Por tu fragancia
    y la calidez de tu cuerpo
    en el abrazo estrecho.

    Por el beso nuevo
    y la esperanza que fundas.
    Por los anhelos
    arrinconados en mi pecho.
    Por haber presentido tu llegada
    sin asombro.

    Por el reloj de arena
    sugerido en tu talle.
    Por el obsequio nocturno
    que tu piel desliza en mi lecho.

    Por ti -enigma sin bordes-
    se juntan estos datos,
    sucumben estos sueños.

    ResponderEliminar