MiEspacioSecreto, comunidad de fantasía y erotismo

3 mar. 2012

EL IMPERIO DE LOS SINSEXO



Como tantas veces últimamente, empiezo el post citando a mi muso, La Mosca Cojonera, que traía a su blog un Documental sobre gente que no tiene sexo ni contacto físico desde hace años con otras personas, El Imperio de los Sinsexo.
El programa me ha noqueado; habla de "fenómenos extraños de japoneses" que no lo son tanto: Habla de gente que, por un lado, tiene miedo a resultar herida, y por otro, encuentra satisfacción sexual fácil, casi inmediata, visitando Karaokes para una persona, Vídeo Boxes para mirar porno, Sex Shops especializados en productos para la masturbación, o incluso, bares con gatos para acariciar.
Un tipo con novia, visita a menudo las saunas, dónde atentas señoritas lo bañan y miman, y elude la penetración de cualquier tipo, porque siente que ha de hacer gozar a su compañera, incluso si es una prostituta, y se agobia ante la tarea. La dueña de un sex shop en el que sólo atienden a mujeres dice que éstas han tenido que aprender a hacer fellatios de película, a contraer la vagina, y al final, la sola idea de follar les supone un reto con metas tan altas, que prefieren tirar la toalla de antemano. Y masturbarse también ellas en soledad.
Añadamos al cóctel la facilidad con la que hoy en día se puede vivir y manejarse solo; la incomunicación de las parejas; el cansancio como excusa; lo en serio que se toma uno la vida.
Y ahí lo tenemos: la abstinencia total, durante muchos años, y que llega a ser reivindicativa incluso: Un chico de 25 años se confiesa de la tribu de los "Herbívoros" (uno de cada tres jóvenes japoneses lo es): Rechaza la relación de pareja, la procreación, como forma de vida al mismo tiempo que el culto a lo material. Piensa que no le aportan nada.
A mí todo ésto me suena demasiado: parejas que ya no follan (ni se ríen) desde hace años, solteras o divorciadas que han renunciado al amor y al sexo, personas que focalizan su cariño y energía en sus mascotas... todo ello me rodea. Y es una "enfermedad emocional" tan oculta, pero tan extendida, que hay que pararse un momento a pensar para identificarla.
Lo malo para mí no es tanto la falta de sexo (no hablamos de frecuencia, dice una terapeuta en el documental que técnicamente se es sin sexo si se practica menos de una vez al mes, pero depende de la percepción y gustos de cada cuál), sino el no tener contacto físico y humano. No tener comunicación con las personas que tenemos más cerca. Aislarte para no sufrir. Anestesiarte. Y darle a los sucedáneos, que algo hacen.
Y acostumbrarte.
A mí, es lo que más miedo me ha dado.

2 comentarios:

  1. Sí, es perturbador, pero coincido contigo en que no es necesario irse a Japón para percibir esa actitud. Tampoco creo que sea algo de "ahora". Ese miedo a ser herid@s y esa renuncia más o menos consciente son consustanciales a la naturaleza humana.
    ¿Crees que para amar y/o gozar hay que conservar una valentía un poco suicida?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. sexo gibisi varmı be los hele tatlı böyle şeker bir kızı becermek kadar zevkli bir şey altında inletmek bağırabatrı zevikdoruklarıa çıkarma Yeşilçam Seksi Eskiler Gibisi Yokki.

    ResponderEliminar